//
estás leyendo...
HISTORIA

“Pueblo Roca”, puerto, vapores y O’Gorman

Como es conocido, la campaña terrestre de Roca en 1879 a la Norpatagonia fue complementada con la fluvial y marítima y para lo primero se contrató con el astillero británico “Cammell”, de Laird Bross, la construcción de dos vapores a ruedas que, desarmados, fueron transportados a Buenos Aires y de igual forma en el paquete “Santa Rosa” al puerto marítimo-fluvial de Carmen de Patagones. Los llamaron “Río Neuquén” y “Río Negro”.

Allí se armaron bajo la dirección del técnico inglés. El primero era de menor potencia que el segundo y admitían tripulaciones de 12 y 16 hombres, respectivamente.

Combustible, carbón de Cardiff y también a leña. El “Río Neuquén” se botó el 12 de mayo de 1880 en el río Negro y en su primer viaje comandado por el teniente Benigno Alvarez llegó a Fuerte Roca el 22 de noviembre de 1880 donde se presentó un problema: “una roca bajo superficie hizo saltar las hembras del timón, el cual se salvó de caer en el fondo del río por estar sujeto al varón de cadena fijo al codaste”.

Tuvo que regresar a Carmen de Patagones para reparaciones. En el segundo viaje el “Río Neuquén” -entonces como Comisión Exploradora- comandado por Erasmo Obligado llegó al fuerte valletano el jueves 17 de marzo de 1881 y según diario de navegación que llevaba Santiago J. Albarracín “…fondeamos y nos amarramos más arriba de la boca del arroyo que va cerca del campamento en Fresco Menoco. Hasta ahora ningún vapor ha subido tan arriba” (sic). Hace pocos meses se han cumplido 130 años.

Obligado, el tte. Eduardo O’Connor, al mando del vapor y el práctico Angel Battilana con el tte. 1° de Infantería Jorge J. Rohde visitaron el campamento distante “una legua larga”. Siguieron navegando hasta la Confluencia y remontaron el Limay un trecho pero no pudieron continuar y regresaron. El 27 de mayo siguiente estaban nuevamente en “Fuerte General Roca”, durante varios días los tripulantes visitaron el campamento y “llegó una res carneada de la Proveeduría para el consumo del buque” y el jueves 2 de junio de 1881 “vino el Comandante O’Gorman a visitar el buque”, dejó escrito Albarracín en el diario. Regresaron a Patagones sin otras novedades.

El siguiente viaje estuvo a cargo del “Río Negro” también comandado por el tte. cnel. de la Armada Erasmo Obligado, jefe de la Escuadrilla del Río Negro, con similar tripulación y tareas y el martes 18 de octubre del mismo año embocaron “el canal que corre paralelo a la margen izquierda frente a Roca y que conduce al puerto…”. No pasaron del Collón Cura. Volvieron a Patagones y prepararon otra navegación por el río Negro y el Limay también con el propósito de llegar al Nahuel Huapi.

Zarparon de Patagones y estuvieron en “Villa General Roca” el lunes 13 de noviembre de 1883. Viajaba el general Villegas que fue saludado por el coronel Godoy. Del diario de navegación, sábado 18 de noviembre surge que a las 9.22 “…zarpamos aguas arriba con destino a la confluencia de los ríos Limay y Neuquén, saliendo por la boca de arriba del arroyo que da entrada al puerto O’Gorman”, lugar del río Negro que comienza a conocerse por tal denominación.

En aquel viaje tampoco pasaron del Collón Cura y de nuevo en “Villa General Roca” quedó escrito en el diario de navegación (8/1/1884): “Antes de embocar el arroyo que da acceso al puerto de Villa Roca, largamos la lancha con el Práctico Fourmantin y 6 marineros. Embocamos el arroyo… fondeamos en el puerto O’Gorman”. De acuerdo a publicación histórica resulta que el teniente coronel Tomás O’Gorman era jefe del asiento militar en Roca (abril 1881) según parte firmado por Jorge J. Rohde y en otro de 18/11/1883 firmado por el jefe de la 2da. Brigada cnel. Enrique Godoy dice:

“Queda nombrado jefe de éste punto y sus dependencias, el teniente coronel don Tomás O’Gorman, mientras dure la ausencia del infrascripto”. Sobre la jefatura de O’Gorman, existe otro testimonio de monseñor Antonio Espinosa que el 1° de marzo de 1880 expresó en su diario: “De allí seguimos con el mayor Laciar hasta el campamento llamado Fuerte General Roca o sea Fiscomenocó, a 43 leguas de Choele Choel, o sea 123 de Patagones. En ausencia del Coronel Wintter, manda la plaza el Comandante Tomás O’Gorman” (sic).

Y según otro autor, en ausencia de Lorenzo Vintter, recibe carta de O’Gorman en setiembre de 1881 expresándole entre otros asuntos: “Le participo que me he dedicado a la agricultura, pues en mi sitio tengo ya una buena hortaliza, pues con ello quiero estimular a los haraganes que hay aquí…”. Por último recordamos que el tte. cnel. Lorenzo Vintter -jefe del 5° de Caballería- cumpliendo orden del ministro de Guerra y Marina Julio Argentino Roca estableció el fuerte en el paraje Fisque Menucó y tiempo después le solicitó autorización “para erigirlo en ‘pueblo”, colocar con las formalidades requeridas la piedra fundamental de él, y designarlo en adelante con el nombre del pueblo General Roca” (sic).

Bibliografía y fuentes principales: Memoria de Guerra. Espedición al gran Lago Nahuel Huapi (sic), 1881. Ministerio de G. y Marina. Campaña de los Andes, 1883. Varios. Río Negro. Pasado y presente, 1980. Albarracín, SJ. Estudios generales, 1886. Espinosa, A. La conquista (diario), 1968. Arguindeguy PE. Apuntes, t. IV, 1972. Destéfani, LH. La presidencia de Avellaneda (HMA, VIII), 1990. Pérez Morando, H. Cuando Roca, (RN), 1992. Oreja PF. El desierto vencido, 1951 y otros. (*) Periodista. Investigador de historia patagónica.

HÉCTOR PEREZ MORANDO (*)

Fuente: Diario Río Negro

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: